Los mejores libros para contagiarse la cinefilia

Críticos, cineastas y filósofos han escrito sobre el séptimo arte con la pasión y la inteligencia que les provoca ver y hacer películas; a continuación, los títulos indispensables para empezar a enamorarse de la pantalla grande (o continuar el idilio)
Críticos, cineastas y filósofos han escrito sobre el séptimo arte con la pasión y la inteligencia que les provoca ver y hacer películas; a continuación, los títulos indispensables para empezar a enamorarse de la pantalla grande (o continuar el idilio)
Juan Manuel Domínguez
(0)
22 de marzo de 2016  • 11:26

Un lugar tan oxidado, real y caricaturesco que se da en el imaginario cultural es sin dudas ese que ocupa el crítico de cine. Pero la crítica, en sus mejores momentos, en su aspecto más feroz, es capaz de iluminar no sólo el cine sino también la vida. Una perspicacia particular que el director David Cronenberg usa para explicar las virtudes un libro del crítico neoyorquino J. Hoberman,que ha dedicado los últimos 50 años al periodismo cultural: "Es el aparato de rayos X que realmente necesitamos: ve a través de todo. Ingenioso, caústico, apasionado y sabio, Hoberman trata a las películas como el fenómeno extraño y multicultural en el que se han convertido en un libro de ensayos críticos que de alguna forma se las arregla para crear suspenso página a página. La crítica de cine en su nivel está placenteramente próxima a la filosofía."

Hoberman acaba de publicar su tercer libro en Argentina, Escritos sobre Cine Norteamericano (Cuenco del Plata). El primero fue Underworld U.S.A.: El cine independiente americano por J. Hoberman (publicado durante el Bafici 14), y el segundo, El cine después del cine – O ¿Qué fue del cine del siglo XXI? (Paidós). La visión de Hoberman es uno de esos paradigmas con los cuales puede defenderse y hacerse relevante la escritura sobre cine. Esta antología, fundamental, lo muestra como un pensador que ha reflexionado sobre los instintos y los cruces de la cultura popular y la forma del cine de responder y contraatacar (o sintetizar) sociedad, historia e industrias (o contraculturas).

En la Argentina varios libros editados recientemente muestran formas similares en espíritu: Subjetiva de nadie (Fragmentos de un diario crítico), de Marcos Vieytes y Todo lo que necesitas saber sobre cine, de Leonardo D’Espósito, son dos ejemplos unidos por la libertad en su acercamiento a las palabras sobre cine. Nunca faltaron en nuestros país las firmas (Borges, Quiroga,el propio Arlt han sido quirúrgicos críticos y espectadores) o las reflexiones claves y exhaustivas (ejemplos vitales son Otros mundos – Un ensayo sobre el nuevo cine argentino, de Gonzalo Aguilar, 100 años de cine argentino, de Fernando Martin Peña y Breve historia del dibujo animado en Argentina, de Raúl Manrupe) sobre el tema. En los últimos años, queda clara la revalorización del escribir sobre cine y los héroes del medio en títulos como las ambiciosas obras incompletas de Homero Alsina Thevenet (el crítico más importante que haya escrito en español), o Jugar (La luz de otra cosa), la compilación de trabajos del celebrado crítico Rodrigo Tarruella que puede encontrarse online.

Con la maravillosa excusa de descubrir a Hoberman en español, no viene mal imaginar una lista de diez libros sobre cine que despertarán la cinefilia de todos.

  • El cine según Hitchcock (Francois Truffaut, Alianza Editorial)

El crítico y director francés, parte de la oleada de autores que hizo que hoy todos sepamos la importancia del cine clásico norteamericano, se sentó junto a Alfred Hitchcock para hablar sobre sus películas. El resultado es absorbente y radical: entender cómo funcionan ideas de cine básicas, leer por qué un director filma de tal forma tal escena y poder comprender que implica el estilo en la obra de ser aplicado a un arte. Es la lección de cine más adictiva jamás escrita.

  • 60/90 Generaciones (Fernando Martin Peña, Fundación Costantini)

La argentina "Generación del 60", con nombres como Pino Solanas, David José Kohon o Lautaro Murúa no solo es revisitada por este libro, publicado gracias a un ciclo con más 70 películas que fueron filmadas en los 60 y los 90 sin apoyo del Estado. Peña crea un puente entre aquel cine, con obras como Tres veces Ana o La hora de los hornos y el llamado Nuevo Cine Argentino, movimiento nacido en los 90 con directores como Pablo Trapero, Lucrecia Martel o Martin Retjman. Es un libro claro como pocos en sus ideas y gentil en sus convicciones.

  • Moteros tranquilos, toros salvajes (Peter Biskind, Ed. Anagrama)

Con Busco mi destino llegó el primer éxito comercial de un Hollywood salvaje, cinéfilo, enloquecido. Era 1969, y aparecían Coppola, Scorsese, Spielberg, Bogdanovich; es decir, los nombres que aún hoy no necesitan presentación. En este titánico libro, Biskind crea un detrás de escena con entrevistas por doquier (con directores, agentes, ejecutivos: nadie se queda afuera) de los instantes más brutales, delirantes y celebrados de aquellos días.

  • Cine, arte del presente (Serge Daney, Santiago Arcos editor)

Serge Daney fue crítico durante 30 años y editor de Cahiers Du Cinéma, publicación francesa especializada que ayudó a reconfigurar todo el cine. La lucidez y el coraje de Daney para hablar sobre cine van mucho más allá de su "famoso" texto (dentro de los círculos de la crítica de cine) "El travelling de Kapo"¸ donde desprecia una decisión estética de un director por regodearse en determinado sufrimiento humano. Lo celebrable y admirable de Daney es la forma en la que se lanzaba, casi kamikaze, a pensar las "fosilizaciones" del cine que lo rodeaba.

  • La búsqueda de la felicidad (Stanley Cavell, Paidós)

Hay un momento de la historia del cine que la cinefilia adora y que suele citarse cuando se busca hablar sobre determinadas instancias en la que la misma industria del cine fue revolucionaria: la época de las "screwball comedies". Es decir, la comedia de enredos, de la que Cavell –filósofo de profesión– toma el período clave que va en Hollywood desde 1939 a 1949, cuando nombres como Cary Grant o Katharine Hepburn protagonizaban y dignificaban. Cavell realza sin ponerse didáctico que había y sigue existiendo en clásicos como La adorable revoltosa o Las tres noches de Eva representan algo tremendamente excepcional en la cultura del siglo XX y no solo en la historia del cine.

  • Arte Termita contra Arte Elefante Blanco y otros escritos de cine (Manny Farber, Editorial Anagrama)

Cuando un espectador se enoja con una película que siente "intencionalmente suntuosa" (suele suceder, hoy día, con el cine de Alejandro González Iñárritu, por ejemplo) lo que busca expresar está perfectamente escrito en "Arte Termita contra Arte Elefante Blanco", un ensayo del crítico y artista Manny Farber, favorito de muchos directores y críticos norteamericanos de los años 70. Excéntrico en sus gustos, impredecible, capaz de anticiparse en décadas a la teoría del autor, Farber fue definido por Scorsese como el crítico que "veía elementos y valores que los demás no, y nos dio las herramientas para poder verlos."

  • Filmología. Ensayos con el cine (David Oubiña, Manantial)

El libro de ensayos del crítico David Oubiña es solo una muestra de su importante obra, que incluye uno de los mejores libros sobre el director de Soñar, soñar, llamado El cine de Leonardo Favio, y la compilación El guión cinematográfico (ambos junto a Gonzalo Aguilar también). Con su estilo de escritura conciso pero iluminador, Oubiña explora las obras de Jean Luc-Godard, el argentino Hugo Santiago o Jacques Tati, entre otros, para dejar en claro que una película existe mucho más allá de la pantalla.

  • Conquista de lo inútil (Diario de Filmación de Fitzcarraldo) (Werner Herzog, Entropía)

En 1979, Herzog comenzó su diario sobre el rodaje de Fitzcarraldo escribiendo "Casa de Coppola sobre Broadway". Lo que sigue, como él mismo ha aclarado, antes que un diario de un film febril, enloquecido y quijotesco filmado en el Amazonas (para el que intentó subir un barco por una montaña), es un hipnótico relato de rodaje. Sobran libros que muestran el detrás de escena, y muchos de ellos son un paraíso para el cinéfilo, pero tratándose del excéntrico Herzog, este formato es que antes que nada una plataforma para hacer fascinante aquello que otros tienden a civilizar.

  • Mi último suspiro (Luis Buñuel, Debolsillo)

Las memorias de Luis Buñuel, director de films como El discreto encanto de la burguesía o Un perro andaluz son –como ocurre con el libro de Herzog– un objeto muy inusual dentro de la cinefilia. Su autobiografía, escrita junto a Jean-Claude Carrière, es la puesta en escena de su singular visión, donde se prueba que Buñuel es una persona que entiende el mundo de una forma completamente distinta al resto de los mortales. Aquí habla con simpleza y contundencia de su infancia, de la muerte, de la religión ("Soy ateo gracias a Dios"), de envejecer y de sus ideas sobre el cine.

  • Film Comment - Una Antología (VV.AA:, Festival de Mar del Plata)

El mejor paseo intelectual posible por la historia oficial y la alternativa del cine de los Estados Unidos a través de una antología de las firmas clásicas de la revista especializada Film Comment: Andrew Sarris, Jonathan Rosenbaum, Scott Foundas, Adrian Martin, Kent Jones, J. Hoberman, en este volumen editado por el crítico Manu Yañez Murillo que publicó el Festival de Mar del Plata.

Para el epílogo, la biblioteca con extranjeros

Es lógico: considerando la crítica de cine es un lujo, como trabajo y como publicación, hay un vasto número de obras sin publicar en español. Aquí algunas de ellas que vale buscar en viajes o a través de Internet:

  • The Age of Movies: Selected Writing of Pauline Kael (Pauline Kael)

Kael ha sido editada en español, pero este libro es un impactante piedra fundamental de la crítica contemporánea. Kael fue una de las críticas más importantes del cine, dueña de ideas como "La crítica de cine es excitante porque no posee una fórmula, ya que debes usar todos lo que eres y todo lo que sabes". Fundamentalista del cine, y de los valores de los creadores de la década del 70, pocas críticas han definido tanto la forma en que leemos las películas en nuestros días.

  • David Lynch: The Man From Another Place (Dennis Lim)

La figura de David Lynch define, hoy, todo aquello que Hollywood ha decidido no ser. Lynch y su cine (sumado a sus discos, sus proyectos digitales, sus caprichos como carpintero, su fascinación por la meditación trascendental) define un forma de entender y disfrutar el cine. Lim describe y habla sobre Lynch para dejar en claro que sus permanentes movimientos son completamente lógicos ensu mercurial libertad.

  • The Film That Changed My Life (Robert K. Elder)

La de Elder es una idea simple: hablar con 30 directores sobre la película que cambió su vida. Lo fascinante es leer que Rebelde sin causa le cambió la vida a John Woo ( Misión: Imposible II), o cómo John Waters quedó alterado por una frase de El mago de Oz. Linklater piensa allí sobre Toro salvaje, mientras que Peter Bogdanovich cuenta anécdotas sobre el cine clásico.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.