Tendencias. Los niños asiáticos, lejos del boom económico