Los "reservistas" de un mundo en crisis