Suscriptor digital

Los vicios y carencias de los entes reguladores

(0)
20 de agosto de 2000  

En la interrelación usuario-empresa, el Estado debe procurar que el enorme peso de las privatizadas no incline la balanza en su favor. Y lo hace a través de los entes reguladores.

Lo cierto es que el recordado apagón de Edesur a principios de 1999 puso de relieve una serie de importantes fallas y vicios en tales instituciones.

-Los entes reguladores, ¿no deberían jugar un papel más preponderante en la discusión de estos temas?

Bersten: -Para analizar el problema de los entes reguladores, yo aplicaría la fórmula "más ley, más usuarios". Esto es, lograr que todos los entes reguladores sean creados por ley, porque actualmente sólo tenemos dos -el ENRE y el Enargas-. Pero por una ley realmente debatida por el Parlamento que permita incorporar una cantidad de instituciones, entre ellas, el defensor del usuario; que los organismos sean integrados por gente con capacidad técnica, y además una fuerte participación del usuario, a través de la presencia de las asociaciones de consumidores en los diferentes estamentos de los entes. Sé que ésta es una idea resistida por los mismos entes.

Urbiztondo: -Es útil y necesario que todas las decisiones se tomen con la mayor transparencia posible y que los usuarios participen en el proceso de discusión antes de la toma de decisión. Pero el ámbito que a mí más me convence es el de la audiencia pública, no tanto la participación dentro de los entes reguladores. Los entes deben tener una composición técnica; las discusiones deben ser técnicas y expuestas a todo tipo de opiniones. La participación de los usuarios debe tener garantizadas las bases y el acceso a la información suficientes como para que esa participación sea efectiva. Pero, en definitiva, nosotros tenemos un sistema político, elegimos representantes que, a su vez, eligen a quienes componen los entes reguladores. Como usuario estoy siendo representado por quien la clase política designa como regulador. No veo como factible un mecanismo que reemplace a ése. La participación de los usuarios, en todo caso, sería asimétrica entre los que logren insertarse en ese proceso y aquellos que no.

Bersten: -Hay que atenerse a lo que dice la Constitución Nacional en su artículo 42, que establece la necesaria participación de los usuarios en los organismos de control y no establece niveles, está aludiendo no sólo a las audiencias públicas, sino al organismo internamente. Hay distintos sistemas para poder establecerlo. Pese a los seis años transcurridos desde la reforma, la implementación de este artículo se sigue demorando.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?