Complejo panorama electoral. Macri, en alerta permanente