Maestros de la fotografía y la pintura, homenajeados en Tigre

La peinada, el retrato del sindicalista José Ignacio Rucci, realizado por Giuffré en 1973
La peinada, el retrato del sindicalista José Ignacio Rucci, realizado por Giuffré en 1973 Crédito: Gentileza MAT
Grete Stern y Héctor Giuffré, ejes de las principales muestras en el MAT
Daniel Gigena
(0)
23 de junio de 2016  • 16:19

Desde abril, dos muestras de artistas centrales para la cultura local convivieron en el Museo de Arte Tigre. La persistencia del agua rendía homenaje a los trabajos fotográficos de Stern (1904-1999) realizados en las islas de Tigre. María Luisa Rosa, la curadora de la muestra, estableció un contrapunto con obras de tres artistas argentinas contemporáneas: la grabadora Cecilia Widmer, la artista textil Silvia Gai y la escultora Marcela Cabutti. Cada una en su registro abordaba aspectos de las fotografías del archivo de la artista judío-alemana exiliada en Buenos Aires a partir de los años treinta: su gusto por las raíces y enramadas, la vegetación exuberante de las islas y los reflejos del agua del río como elementos privilegiados. Esa muestra, que agrupaba obras de Stern sobre el paisaje social y el paisaje natural de Tigre, terminó el lunes pasado.

Fotografía de Grete Stern, de la serie Paisajes
Fotografía de Grete Stern, de la serie Paisajes Crédito: Gentileza MAT

Una figura protagónica

La segunda muestra aún continúa hasta los primeros días de julio y, por el volumen de obras, el artista elegido y el guión de la curaduría, es muy relevante. La realidad de la pintura, de Héctor Giuffré (1944), estuvo al cuidado de Mariana Marchesi, que integra el equipo de trabajo del MAT. En la sala principal del museo se reúnen 28 obras que Giuffré pintó en una década agitada: de 1973 a 1983. Imposible que las huellas de la violencia política no asomaran, de modo sigiloso (en parte para evitar la censura y en parte para no convertir el cuadro en un panfleto), en los trabajos de este gran pintor figurativo. Allí están algunos protagonistas de la historia argentina, como "el descamisado" o el sindicalista José Ignacio Rucci, que posa ante una cortina de baño colorida cuya superficie parece remedar los cuadros del op art criollo de esos años. En un núcleo similar a una capilla construida dentro de la sala, aparece una serie de retratos de lo que la curadora denominó "los árbitros del gusto": Giuffré retrató a críticos de arte como Ángel Bonomini y Raúl Santana, y al coleccionista Ignacio Pirovano. En los dibujos que Giuffré utilizó como bocetos de las pinturas se advierte el gran dibujante que fue. Un conjunto de naturalezas muertas, donde las imágenes de animales sacrificados comparten espacio con diarios nacionales y cuchillos, evoca los métodos sangrientos de la política en los años setenta.

Vista de sala de la muestra de Giuffré en el MAT
Vista de sala de la muestra de Giuffré en el MAT Crédito: Gentileza MAT

Un rasgo recurrente en las obras de Giuffré es la insistencia en resaltar el carácter de representación de toda obra pictórica. En sus paisajes y retratos suele incluir un cuadro dentro del cuadro, firmado por él, con lo cual se podría decir que algunas obras contienen "dos Giuffré en uno". Eso se observa en Paisaje, óleo sobre tela de 1980, y también en El pintor y la modelo, óleo de 1982. Más allá de la pirueta cómica, lo que el artista señala es el carácter convencional del realismo.

"Una muestra de Giuffré, que fue una figura tan protagónica en la década de 1970, era un tema pendiente –dice Marchesi-. Además, era un proyecto que Héctor y María José Herrera, la directora del MAT, tenían desde antes que ella asumiera en Tigre. Estuvimos preparando la muestra durante el 2015, investigando y buscando obra cuyo paradero era desconocido y que creía importante para sostener el guión curatorial (por ejemplo, las dos naturalezas muertas del 76, que son parte de un tríptico que nunca fue exhibido junto, o La peinada, el retrato de Rucci que Héctor pinta en 1973, poco después del asesinato del sindicalista o el Retrato de Raúl Santana de 1976)." La exposición no es una retrospectiva. "El enfoque que adoptamos fue recortar el período en que el afianza y madura su estilo (1973-1983) que es a su vez el momento que lo instala como un referente de la pintura en Argentina. Este proyecto se cerrará la semana que viene cuando se termine la muestra y se publique el catálogo que se podrá descargar en la página web del museo", agrega Marchesi.

No engañar el ojo del que mira

Mediante formatos clásicos de la pintura, como las naturalezas muertas y los retratos, Giuffré intentó plasmar la realidad en su esencia. "Penetrar la apariencia para llegar a la esencia", es el lema que recorre su obra. En escenas aparentemente calmas, estáticas, reverbera una época, una mirada crítica y una ética. "Detrás de sus obras hay una reflexión, un proceso de conocimiento del mundo que lo rodea –comenta Marchesi–. Para él los fundamentos del realismo deben buscarse más allá de lo fenoménico, en el plano de las ideas. Su modo de encarar la pintura no es sólo una cuestión de oficio. Su reflexión sobre la representación y el realismo lleva también implícita una postura ética, el proceso de pintar es un acto de conocimiento del mundo, una búsqueda por aproximarse a la realidad y a la verdad. De hecho, su relación con el espectador se basa en un principio de verdad que nunca traiciona: no engañar al ojo de quien mira. Por eso su pintura no es mimética, en sus obras siempre hay elementos que develan los mecanismos ilusionistas de la representación."

Quedan pocos días para visitar La realidad de la pintura, donde se puede apreciar la selección de pinturas, dibujos y acuarelas de este gran artista argentino. El valor de la entrada es de 40 pesos. Menores de 12 años: gratis. Vecinos de Tigre: gratis. Jubilados: miércoles gratis.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?