Margaret Atwood. "Antes, la idea de un Estados Unidos totalitario parecía inverosímil"