Manuscrito. Martin, el hombre justo en el momento preciso