México, asfixiado por la violencia