Antes de partir

Diana Fernández Irusta
Edición fotográfica Dante Cosenza
Edición fotográfica Dante Cosenza Crédito: Michael Kappeler/DPA
(0)
16 de agosto de 2019  

leipzig, Alemania.- Un avión, tres ventanillas, dos personas. No podemos saber qué hora es, hacia dónde parte el vuelo, de qué dimensiones podría ser la nave. Pero hay como un dejo de soledad en esos dos rostros que de algún modo se nos escapan: no miran hacia afuera, no se dejan encandilar por el movimiento ni por las luces del aeropuerto; ni siquiera se reclinan sobre las butacas, a la espera de que el viaje comience.Los datos que acompañan la foto apenas despejan el enigma. Uno de los dos hombres es un policía alemán; el otro, un refugiado afgano cuyo pedido de asilo fue rechazado. El avión permanece en el aeropuerto de Leipzig-Halle, pronto a levantar vuelo hacia Kabul. Aún no carretea; está detenido en el mismo paréntesis que encierra a esos dos hombres, tan iguales desde el otro lado de la ventanilla, tan anónimos y casuales. Suspendidos en un tiempo que comienza a ser de descuento.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.