Carcajadas de agua

Fuente: LA NACION
(0)
1 de junio de 2020  

Son días de calor en Sidón, Líbano. Son días, allí también, de temor al virus que hoy parece gobernar al mundo. Sidón no es cualquier ciudad. En ella, y pese a siglos de despojo arqueológico, aún permanecen las huellas del pasado fenicio, del paso de asirios y babilonios, de la cercanía de otras ciudades de nombre mítico, como Biblos o Baalbeck. El Mediterráneo está allí nomás. También Siria e Israel. El Mediterráneo baña las costas de la ciudad, que, en rincones como el que muestra esta foto, aún luce apiñada: un racimo de callecitas estrechas, pasadizos abovedados y lejano bullicio de mercado abarrotado. Pero por estos días hace calor y hay miedo en la ciudad de huellas milenarias y heridas de guerras no tan antiguas. Y contra todo eso bien valen la humildad de una pileta de plástico y la riqueza del agua que, como una carcajada cristalina, es capaz de iluminar cualquier sombra.

Edición fotográfica Dante Cosenza

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.