Re-vista

Pablo Sirvén
Pablo Sirvén LA NACION
(0)
12 de septiembre de 2019  

La revista del siglo XXI es ya, sin duda, Instagram. No solo porque obliga casi al mismo mecanismo que utilizamos con las manos al ojear (u hojear) un ejemplar de papel, sino porque sus temáticas más recurrentes -el fisgoneo sobre vidas ajenas, los viajes, la gastronomía y cualquier otro tipo de placer- aparecen sin orden diseñados con armonía de colores y formas similares. La contrapartida exacta de los malos modos y el pesimismo cínico de Twitter. Esquizofrenia social porque somos los mismos los que de un lado (Instagram) aparentamos ser exquisitos hedonistas mientras que del otro (Twitter) somos unos energúmenos que no paramos de darnos garrotazos virtuales.

Instagram supera a las revistas porque son las mismas celebridades las que suben sus imágenes exclusivas y regulan sus primicias antes de que cualquier medio las publique: Susana paseándose por el parque de su casa en Punta, Marley y su hijo Mirko por el mundo, la China Suárez con sus perros y chicos; todo es posible.

Alguien me contó que descubrió a su pequeño deslizando su dedito índice por el vidrio de una ventana, buscando cambiar lo que veía. Es que Instagram nos hace adictos a su sobredosis de imágenes.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.