Rejas

Pablo Sirvén
Pablo Sirvén LA NACION
(0)
14 de noviembre de 2019  

Podría haber hecho el reelecto jefe de gobierno porteño una obra más ambiciosa, con rejas que se ocultaran debajo de la vereda y que solo subieran mecánicamente cuando fuese necesario. Así se habría mejorado el entorno paisajístico de la Plaza de Mayo, arruinado por precarias vallas desde la crisis de 2001 para desalentar ataques a la Casa Rosada y que el kirchnerismo mantuvo en versión mínimamente mejorada durante su reinado anterior de doce años y medio. Pero Horacio Rodríguez Larreta prefirió poner unos pesados pórticos que se abren parcialmente y se cierran tan herméticamente que hay que dar una vuelta a la manzana para acceder a la sede gubernamental y a otros edificios públicos.

El presidente electo dijo que lo primero que hará cuando asuma es quitar ese cerco. El dato pasó inadvertido porque su deseo de que "ojalá" Máximo Kirchner llegue a presidente, que expresó durante la misma entrevista, se llevó todas las atenciones y perplejidades. Terminar con las rejas habla de su confianza en que la convivencia en paz no se altere como les sucede a nuestros vecinos chilenos y bolivianos.

Solo hay un temita: ese paseo público no es de jurisdicción nacional. Tendrá que convencer a Larreta.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.