Miniaturas. El costoso oficialismo de Cristóbal López