En Twitter, espacios para hablar del español

Graciela Melgarejo
Graciela Melgarejo LA NACION
(0)
3 de octubre de 2011  

Siempre se ve más verde el campo del vecino. No por antiguo, este dicho o refrán o apotegma deja de tener sentido. Podría aplicarse, por ejemplo, al diálogo tuitero que mantuvo el escritor español Arturo Pérez-Reverte ( @perezreverte ) en la red social, reconstruido sobre la base de las respuestas, en 140 caracteres como máximo, del autor de El club Dumas .

Decía Pérez-Reverte en Twitter la semana pasada, a propósito de hablar bien o mal el español: "Nunca vi tanto respeto por la lengua española bien hablada como en América. A más humilde gente, más educación y más respeto. / La deuda que como españoles e hispanohablantes tenemos con los maestros de Hispanoamérica no podremos pagarla nunca. Son héroes de verdad. / Siempre recuerdo un telediario. Un terremoto. En Guatemala, creo. Un pobre campesino lo contaba. / «Hubo un estremecimiento en el suelo, señor. Todo se desmoronaba. Era terrible. Agarré a mi familia y busqué resguardo mientras rezaba.»

Saca una primera conclusión Pérez-Reverte: "Aquí [en España] habríamos dicho: «Fue la hostia, oyes. Un como así, brruuuum, y tal. O sea, se cayó todo. La leche». / Qué pena me da cuando ese hispano lleva seis meses en España, harto de malos modos, y se vuelve tan grosero o más que los de aquí".

Y finaliza: "Resumiendo: el español del futuro, rico, bastardo, desvergonzado, creativo, potente, cambiante, divertido, se está hablando en el sur de los EE.UU. / En realidad, La reina del Sur fue el reconocimiento por escrito de mi respeto a ese español vivo y potente".

La experiencia habitual de esta columna, y de los lectores de esta columna, nos indica que Pérez-Reverte está idealizando un poco, como les gusta hacer a veces a los escritores, las extraordinarias capacidades lingüísticas de los hablantes del español de Hispanoamérica.

Sin embargo, como la Real Academia Española y sus hermanas latinoamericanas han comprendido que el español, si quiere ser "universal", debe empezar por casa, también están difundiendo conceptos de gramática y de ortografía a través de Twitter.

Así, la RAE, en su ya mencionado servicio de @RAEinforma , continúa guiándonos por los meandros lingüísticos. Por ejemplo, sobre la División silábica y ortográfica de palabras con tl apunta : "En la mayor parte de la España peninsular y en Puerto Rico, la secuencia consonántica tl se articula pronunciando cada consonante en una sílaba distinta. Así, palabras como atleta o Atlántico se dividen en sílabas de la siguiente manera: at - le - ta, At - lán - ti - co " .

Continúa la RAE, "En cambio, en casi toda Hispanoamérica -especialmente en México y en los territorios donde se emplean voces de origen náhuatl, en las que este grupo es inseparable ( tla - co - te, cen - zon - tle )-, en Canarias y en algunas áreas españolas peninsulares, estas dos consonantes se pronuncian dentro de la misma sílaba. En este caso, las palabras atleta y Atlántico se dividen en sílabas de la siguiente manera: a - tle - ta, A - tlán - ti - co".

De manera que todo es legal: "Consecuentemente, las palabras con tl se dividirán con guión de final de línea según el modo como articule el que escribe esta secuencia de consonantes: si las pronuncia en dos sílabas, dividirá at- / leta; si las pronuncia en la misma sílaba, atle- / ta" .

Los casi 500 millones hablantes de español que en el mundo somos estamos tratando de ponernos de acuerdo a partir de las diferencias. Es realmente posible, aunque no tratemos de aprender de memoria todas las entradas del Diccionario de la lengua española , por un lado, y del Diccionario de americanismos , por el otro, algo parecido a lo que el académico español Federico de Nieva, en su artículo "Una lengua para todos", contaba que decidió hacer al volver del exilio en Francia: "Lo más gracioso de mi recuperación idiomática es que me leía, página a página, el diccionario de la Real Academia Española como si fuera Lo que el viento se llevó" .

© La Nacion

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.