Fugacidad

Fuente: AFP - Crédito: Edición fotográfica Dante Cosenza
(0)
24 de septiembre de 2019  

FRANJA DE GAZA, PALESTINA.- A veces con poco se logra mucho. Es el caso de estos niños sonrientes que se divierten en una casa semiderruida que les sirve como guarida para desplegar sus juegos. No cuentan con juguetes ostentosos ni con tecnología de punta para distraerse. Pero sus caritas demuestran que este entorno rudimentario les alcanza para abstraerse de la realidad. Si a esta escasez de artilugios para entretenerse le agregamos el terrible hecho de que este refugio maltrecho es una casa abandonada, que probablemente ha sido bombardeada, en un campo de refugiados palestinos en la Franja de Gaza, mayor valor cobra lo lúdico. Porque estos chicos demuestran una vez más la inmensa capacidad del ser humano de hacerle frente a la adversidad, y su imperiosa necesidad o enorme habilidad de encontrar la felicidad en los contextos más hostiles. Más aún teniendo en claro que esa alegría está signada por una irremediable fugacidad.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.