Intermediación

Edición fotográfica Dante Cosenza
Edición fotográfica Dante Cosenza Crédito: Owen Humphreys/PA vía AP
(0)
10 de diciembre de 2019  

Tynemouth, Inglaterra.- La naturaleza tiene buena prensa y está bien visto gozar de ella. Estar en contacto, disfrutarla, entrar en comunión con el paisaje son todas acciones que se incentivan por todos los medios y que además remiten a la buena salud tanto física como mental. En esta imagen, se impone el mar, con sus bravas olas, que le permiten al surfista hacer alardes de su destreza y quedar como esculpido de pie sobre su tabla en una pose digna de un bailarín de ballet. A sus espaldas, un buque imponente representa una tosca invasión, un telón de fondo que aniquila toda la belleza de la escena y que echa por tierra todo el esmero del hombre por exhibir su hazaña. Es cada vez más difícil que no haya intermediación de aquello creado por el hombre. Muchas veces hasta con artefactos mucho más pequeños que este enorme barco se contamina lo prístino y lo puro de aquello que deberíamos disfrutar sin ninguna disrupción.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.