Restos de otras vidas

Diana Fernández Irusta
Fuente: AP - Crédito: Maya Alleruzzo
(0)
18 de marzo de 2019  

BAGHOUZ, Siria.- Nosotros nos despertamos, encaramos cada día, nos angustiamos por lo que toca, abrazamos a nuestros hijos, agradecemos que la noche llegue y con ella el descanso. Mientras tanto, Siria continúa allí. Vamos y venimos, hacemos agenda, desesperamos la rutinaria ansiedad de cada día. Sin saber -o apenas sabiendo- que sobre ellos, los que nacieron y aún viven en Siria, insiste una crueldad ya sin nombre.Y qué importa de quién huyen o hacia qué refugio van la mujer y el niño de la foto. La tierra que pisan es cercana a Baghouz, territorio de fuego, sangre y ofensiva final. Sobre ellos cargan lo poco que pueden llevar; al costado, entre piedras y polvo, ropa, valijas, frazadas: restos de otras vidas, objetos que hablan de historias, anhelos, gestos y rutinas que alguna vez fueron como esas que marcan cada uno de nuestros pequeños días. Pero que ahora apenas son un reguero de despojos.

Edición fotográfica de Dante Cosenza

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?