El medio es el mensaje. Una semana en la que a Macri le pasó de todo