El medio es el mensaje. Mirtha Legrand opina, autoritarios escrachan