Reseña: El cuaderno del año del Nobel, de José Saramago

Miscelánea literaria, política y vital
Felipe Fernández
(0)
27 de enero de 2019  

Aunque José Saramago (1922-2010) había anunciado en 2001 la aparición en breve de un sexto cuaderno, El cuaderno del año del Nobel (que vendría a completar la serie de los Cuadernos de Lanzarote) permaneció inédito diecisiete años, hasta que Pilar del Río –viuda del escritor portugués y presidenta de la Fundación Saramago– descubrió el archivo en una computadora de su marido.

Este último diario, que cubre 1998 (año en el que le otorgaron el Premio Nobel) y dos días de 1999, brinda una atractiva miscelánea en la que obviamente predomina lo literario. Guarda registro, entre otras cosas, del intercambio epistolar entre el autor de La balsa de piedra y sus lectores, de entrevistas y artículos sobre su obra, de notas publicadas por Saramago y del discurso leído ante la Academia Sueca. El repertorio incluye un excelente y sucinto ensayo sobre el Quijote, un lúcido análisis estético acerca de las instalaciones, y apasionadas reflexiones sobre temas de la actualidad política de entonces, como la matanza de Acteal, en Chiapas. Un anexo provee, además, textos de tres conferencias y un coloquio de 1998.

Sin duda quienes ya disfrutaron de los Cuadernos de Lanzarote, encontrarán en este cuaderno una "continuación feliz" (según la adecuada expresión de Pilar del Río) de los anteriores y comprobarán que no defrauda las expectativas generadas por la larga espera. Estos textos complementan, de manera coherente y enriquecedora, la obra novelística de Saramago y reflejan, con la misma fidelidad, sus inquietudes éticas y filosóficas.

El cuaderno del año del Nobel, José Saramago, Trad.: Antonio Sáez Delgado, Alfaguara, 260 págs., $ 599

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.