Narcotráfico: un debate que los candidatos adeudan

Martín Dinatale
Martín Dinatale LA NACION
El avance narco en la Argentina es uno de los temas más preocupantes para el ciudadano medio y amenaza con corroer todos los estamentos sociales
(0)
23 de septiembre de 2015  • 00:00

El avance del narcotráfico en la Argentina no sólo es uno de los temas más preocupantes para el ciudadano medio sino que amenaza con corroer aceleradamente a todos los estamentos sociales. Pero los candidatos presidenciales parecen mirar para otro lado o, en el mejor de los casos, plantean propuestas tan mágicas como controvertidas y de difícil cumplimiento.

La reciente encuesta de la Universidad de San Andrés y la Universidad Torcuato Di Tella señala que para los argentinos el narcotráfico y el crimen organizado son los temas mundiales que más afectan al país. El 66% de los encuestados opinó que ese es "el tema" que más preocupa. Mucho más que las crisis mundiales, las desigualdades o el cambio climático. En un mensaje que luego tuvo que apaciguar, el papa Francisco expresó a su amigo y diputado Gustavo Vera: "Ojalá estemos a tiempo de evitar la mexicanización" en la Argentina.

¿Más condimentos al asunto? Los últimos informes del Departamento de Estado revelan que las redes de narcotráfico aumentaron en la Argentina. Y un jefe militar de un país latinoamericano que visitó Buenos Aires hace unos días comentó a LA NACION: "Los argentinos deberían estar en alerta porque hace rato dejaron de ser un país de consumo para convertirse en un país productor y exportador de drogas".

Una reciente encuesta señala que para los argentinos el narcotráfico y el crimen organizado son los temas mundiales que más lo afectan

Podríamos enumerar más datos. El Gobierno ha negado sistemáticamente el tema. Nada nuevo. Lo más grave es que el debate presidencial sigue careciendo de una atención seria y adecuada sobre esta problemática. Hay algunos candidatos como Sergio Massa que plantean el uso de las Fuerzas Armadas para el combate contra el negocio de las drogas. Tangencialmente otros oponentes como Mauricio Macri o Daniel Scioli mencionan la necesidad de crear una agencia especializada en la lucha contra el narcotráfico. Pero el debate sigue quedando trunco o cuanto menos limitado.

Hacia este agujero negro en la campaña presidencial apuntó ayer el documento "Drogas: una inicativa para el debate. Documento de Convergencia" que presentaron unos cien académicos, periodistas, investigadores y dirigentes políticos de las más variadas corrientes políticas.

"No se trata que la campaña presidencial tome una retórica ampulosa, sino de imponer una deliberación informada. No se trata de recurrir a tácticas ineficaces y costosas, sino de precisar medidas coherentes, transparentes y legítimas", dijo ayer a LA NACION Juan Gabriel Tokatlian que, junto con Enrique Del Percio, Alberto Fohrig, Ernesto López y Graciela Touze presentó en la Universidad Metropolitana de la Educación el documento para abrir el debate.

"Es hora de discutir seriamente sobre el tema del narcotráfico en la Argentina, pues la negación o tergiversación sólo alienta a los que establecen una agenda preconcebida basada en el temor, la ignorancia y la ampulosidad", añadió Tokatlian.

El documento, que debería ser leído con atención por todos los candidatos presidenciales, contempla los siguientes ejes de análisis:

  • Diagnóstico. Señala que a la fecha la Argentina no posee un diagnóstico integral del fenómeno de las drogas. Esto significa, la "disposición en todos los niveles del Estado de un conocimiento institucional exhaustivo, sistemático y actualizado del fenómeno de las drogas". Para los firmantes del documento, a la hora de analizar el narcotráfico "desgraciadamente ha prevalecido la presunción, la intuición y la improvisación en la materia". Por ello,exigen al gobierno que asuma el 10 de diciembre a que lleve adelante estudios e informes rigurosos y basados en la evidencia en torno a las drogas, a coordinar su socialización en todo el aparato estatal y a divulgarlo al conjunto de la sociedad.
  • Política pública. Los firmantes sostienen que la mejor manera de enfrentar esta problemática es con "una sensible política hacia las drogas como con una buena política pública en materia de educación, empleo, salud, juventud, derechos humanos, justicia, entre otras". Es que entienden que las drogas son un síntoma de algo mucho más hondo y su eventual superación requiere afrontar los dilemas estructurales que lo nutren y multiplican.
  • Fuerzas Armadas. Atentos a que algunos candidatos plantearon la participación de las Fuerzas Armadas como recetas mágicas al combate del narcotráfico, el documento señala que "la inclusión de las fuerzas de combate frente a los problemas de seguridad pública solo puede deparar los desgraciados resultados en términos de violencia y abusos que se observan en otros países de América Latina". Allí plantean como ejemplo negativo de ello la creación de un cuerpo de Gendarmería en México. Antes que esta propuesta, se plantea como "esencial" repensar el destino de los recursos públicos asignados a la superación del fenómeno de las drogas, redireccionando el esfuerzo fiscal a la prevención, la detección precoz y el tratamiento de los usuarios problemáticos de droga. Así, los firmantes dicen que los candidatos "no debieran tentarse por los cantos de sirena que estimulan la militarización del problema".
  • Investigación. Para atacar este flagelo el documento señala que "parece esencial que la Argentina enfoque la mayor parte de su política anti-drogas en la investigación y desarticulación de las grandes bandas de narcotraficantes y en quienes les otorgan protección política y policial; como también en los gerentes que utilizan la opacidad del sistema financiero para lavar las ingentes ganancias de este negocio".

El texto es mucho más extenso y se puede encontrar aquí. Lo firman personalidades tan antagónicas como Beatriz Sarlo, Horacio Verbistky, Agustín Colombo Sierra, Leon Arslanian, Luis Aznar, Marcelo Bergman, Martín Bohmer, Eduardo Jozami, José Octavio Bordón, Jesús Rodríguez, Luis Moreno Ocampo y Nilda Garré, entre otros.

Pero más allá de las firmas, los esencial que plantea es que haya una conciencia mayor entre los dirigentes nacionales de que la reducción del narcotráfico no puede seguir siendo un simple eslogan electoral. Y lo más importante: se convoca a un debate urgente sobre el preocupante tema.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.