Negación

Fuente: Reuters - Crédito: Remo Casilli
(0)
22 de octubre de 2019  

Roma, Italia.- A Roma le dicen la Ciudad Eterna porque el tiempo parece haberse detenido hace siglos. Detenida en el tiempo, como petrificada, también parece estar la mujer recostada sobre la calle. Su cuerpo entero clama atención y, sobre todo, sus manos en posición de ruego piden con humildad y sumisión ayuda a quienes la rodean. Ella ha elegido tener la cabeza gacha, oculta entre los brazos, y no interpelar con la mirada a quienes pasan a su lado. Sin embargo, las personas que transitan por la calle, aunque no tienen los ojos tapados, deambulan como si ella fuera parte del paisaje cotidiano. Ni siquiera les llama la atención como para posar la mirada en ese ser que desentona hasta por su postura corporal. Han optado por hacer cuenta de que la mujer no existe, pero por más que la negación les funcione para obturar lo intolerable, el alivio les resultará efímero, porque la realidad, tarde o temprano, siempre se impone.

Edición fotográfica a cargo de Dante Cosenza

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.