Manuscrito. Padres, hijos y las liturgias del fútbol