Posverdad, bizarro y youtubero, entre las candidatas a la palabra del año