Prioridades distintas entre EE.UU. y la Argentina

Rosendo Fraga
Rosendo Fraga PARA LA NACION
(0)
9 de noviembre de 2011  • 00:23

EE.UU. es la primera potencia del mundo, aunque esté dejando de ser la hiperpotencia que emergió tras la disolución de la URSS. Tiene aproximadamente 22% del PBI mundial, pero al mismo tiempo el 44% del gasto de defensa.

La Argentina, en cambio, es un país emergente mediano, como hoy lo son Pakistán e Indonesia en Asia, Turquía, Irán y Arabia Saudita entre el Cercano y el Medio Oriente, Sudáfrica, Nigeria y Egipto en África, México y Colombia en América Latina, y Australia en Oceanía.

En la última década, ya sea con Bush o con Obama, la prioridad en la visión de Washington hacia la Argentina ha estado en los temas estratégicos; en cambio, en la de Buenos Aires respecto a EE.UU. ha percibido como lo más relevante lo económico, ya sea lo financiero o lo comercial.

Los 42 tratados bilaterales firmados entre 2000 y 2010 entre los dos países muestran que 20 han estado referidos a los temas de defensa y seguridad y sólo uno a lo económico y financiero. Entre ambos extremos hay 6 sobre temas espaciales y nucleares, que es un área nueva en la relación bilateral que parece tener una prioridad similar.

Más allá de lo que se haya tratado en el encuentro entre Cristina y Obama , es claro que hoy para EE.UU. el tema Irán es prioritario, en momentos que el Presidente israelí -ala moderada de su gobierno- dice públicamente que se acerca el ataque a Irán y que es necesario involucrar en él a otros países.

A su vez para la Argentina, aumentar el acceso al mercado de los EE.UU., que sigue siendo el primero del mundo, y modificar el voto contrario a la concesión de créditos para el país en los organismos financieros internacionales, parecen ser la prioridad.

Es que la agenda entre la primera potencia mundial y un emergente mediano no son las mismas en cuanto a prioridades, más allá de que ambos quieran un mundo pacífico y en crecimiento económico.

En momentos en que los países del ALBA, encabezados por Cuba y Venezuela, se aprestan a apoyar a Irán en el enfrentamiento con Israel y EE.UU. y posiblemente Brasil no apoye un ataque preventivo, coincidiendo en ello con China, Rusia y seguramente la India, y siendo además la Argentina el único país que tiene una causa contra funcionarios iraníes por terrorismo, la relación entre Teherán y Buenos Aires es un tema importante para Washington.

A su vez para el gobierno argentino, cuando enfrenta dificultades cambiarias y tanto el Banco Central como los bancos siguen perdiendo dólares pese a los mayores controles, recibir señales de respaldo económico desde Washington puede tener un efecto concreto para reducir las dudas e incertidumbres que alimenta la llamada fuga de capitales.

Para la Argentina el seguir realizando programas con la NASA que permitan acceder a altos niveles de tecnología -que a la vez potencian la ciencia nacional-, y para EE.UU. el tener el apoyo de nuestro país en los temas de no proliferación, posiblemente generan un ámbito de prioridad relativamente similar.

El encuentro entre Cristina y Obama abre una oportunidad en un momento en que la crisis europea puede globalizarse y el conflicto de Medio Oriente podría escalar si finalmente se realiza un ataque preventivo contra Irán. Aprovecharla es ahora la responsabilidad de ambos gobiernos.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.