Pronósticos peligrosos

Escribe Nelson Fernández
(0)
11 de mayo de 2003  

Luego de entrevistarse con el vicecanciller argentino, Martín Redrado, el presidente uruguayo, Jorge Batlle, enfrentó a la prensa, que lo interrogó acerca de su pronóstico sobre las elecciones argentinas.

A cinco días de la primera vuelta, Batlle había insistido públicamente en su convicción de que Menem triunfaría: "Por supuesto, lo dije hace un año, pienso que el señor Menem... todo el mundo dice que gana el ballottage ".

En ese caso, hacía referencia a un episodio polémico del 30 de mayo del año pasado, cuando entrevistado por la agencia Bloomberg, Batlle había dicho (según él, off the record ): "¿Sabe quién va a ser el próximo presidente de la Argentina? Viene el jueves (6 de junio). Carlos Saúl Menem. Porque, querido, la desesperación y la angustia en la Argentina es de tal magnitud y naturaleza que, ¿a quién quiere que voten? ¿A Reutemann?".

A raíz del escándalo que produjo la divulgación de ese diálogo, en el que además calificó de corruptos a los argentinos, Menem suspendió aquel viaje. En cambio, Batlle viajó a Buenos Aires y se disculpó ante su colega Eduardo Duhalde, con lágrimas en los ojos.

Esta semana, tras la reunión con Redrado, Batlle ensayó una explicación sobre sus pronósticos. "Lo que yo dije fue al fin y al cabo un pronóstico de la primera vuelta y, por ahora, acerté. Y si yerro más adelante será una cosa que decida el pueblo argentino y ahí todos estaremos de acuerdo en celebrar el hecho fundamental de que en la Argentina va a haber una elección tan libre y tan pura como la de hace pocos días". La lección es clara: no es conveniente hacer pronósticos públicos.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.