¿Qué vas a leer con tu hijo esta noche? Animales muy humanos

Desde un perro soñador imaginado por la premiada Perla Suez a aquel Beagle escritor creado por Charles Schultz, una selección de grandes aventuras de nuestros congéneres (con un bonus dolorosamente humano)
Natalia Blanc
(0)
4 de diciembre de 2015  • 20:47

Para los más chicos

Boris, un compañero nuevo en la escuela, de Carrie Weston. Con ilustraciones de Tim Warnes, este libro de la colección Buenas noches de Norma es ideal para los más chiquitos. La historia es sencilla: el oso Boris es el nuevo integrante de un grupo de animales. Pero su tamaño, sus grandes dientes y sus garras largas infunden miedo a los demás compañeros. Cada vez que Boris intenta acercarse, ellos se alejan. Triste y confundido, el oso se queda solo hasta que un encuentro casual con un animal peligroso hace que su suerte cambie. Recomendado para: transmitir valores como la solidaridad y el compañerismo, en especial a chicos que ya van al jardín.

Espero, de Perla Suez. La escritora cordobesa ofrece en este precioso libro publicado por el sello La Brujita de Papel un relato poético sobre el arte de esperar sin desesperar. Protagonizado por un perro soñador que anhela que sucedan diversas cosas ("Ir al parque y que el viento sople en mis orejas"), el cuento tiene ilustraciones de Natalia Colombo. Recomendado para: padres que quieran conocer y compartir con los chicos la obra infantil de la autora de El país del diablo, novela para adultos que le valió recientemente el premio Sor Juana Inés de la Cruz.

Julio el conejo, de Nicoletta Costa. En el primer título de la serie protagonizada por Julio, la ilustradora italiana presenta a su entrañable personaje, un conejo tímido fanático de las zanahorias que guía a los pequeños lectores para que aprendan sobre las estaciones del año. Así, los chicos descubren qué sucede en la naturaleza cuando comienza la primavera, el verano, el otoño y el invierno. Recomendado para: curiosos y preguntones.

Winnie the Pooh, de A. A. Milne. La versión original de la historia del oso Winnie fue publicada en Inglaterra en 1926 con ilustraciones de Ernest Howard Shepard. Milne inventó el personaje, que tiempo después se hizo famoso en todo el mundo gracias a la película de Disney, a partir de un oso de peluche de su hijo Christopher. Tierno y bonachón, Winnie comparte aventuras con sus amigos Piglet y Eeyore. En la segunda parte de la saga, El rincón de Pooh, aparece Tigger, un tigre también de peluche que siempre está muy alegre. Recomendado para: chicos que conocen a Winnie y sus amigos sólo por las películas animadas.

Para los más grandes

El pueblo que no quería ser gris, de Beatriz Doumerc y Ayax Barnes. "Había una vez un rey grande, en un país chiquito. En el país chiquito vivían hombres, mujeres y niños. Pero el rey nunca hablaba con ellos, solamente les ordenaba." Así comienza el libro de la escritora Dourmec y el ilustrador Barnes sobre un pueblo que lucha en contra de las injusticias de un rey, que fue prohibido por la dictadura militar. Reeditado este año por Colihue, integra la nueva colección Tal para cual, dirigida al público infantil. Recomendado para: chicos de escuela primaria, interesados por la historia argentina reciente.

Snoopy y Carlitos, de Charles M. Schulz. Antología de las tiras diarias y dominicales publicadas entre 1950 y 1952. Un libro ideal para que chicos y jóvenes conozcan al tímido e inseguro Carlitos Brown y su reflexivo perro Snoopy en el papel, antes de que llegaran a la televisión, los posters, las remeras y toda clase de objetos de merchandising (que volverán raudamente gracias a una nueva película que se estrenará el mes próximo). En las librerías argentinas se consigue este título que en inglés se publicó como The Complete Peanuts y también otras ediciones, incluida una de colección editada por Debolsillo con el título Lo mejor de Carlitos y Snoopy. Según Umberto Eco, el universo imaginado por Schulz en su célebre historieta representa "una pequeña comedia humana". Recomendado para: lectores de historietas y novelas gráficas.

Charlie y la fábrica de chocolate, de Roald Dahl. En 1964, mucho antes de la genial adaptación cinematográfica de Tim Burton con Johnny Depp como el excéntrico Willie Wonka, el dueño de una peculiar fábrica de chocolate, Roald Dahl publicó este libro atrapante. Wonka organiza un concurso para algunos pocos chicos de su pueblo puedan visitar su propiedad y conocer los secretos de la preparación de su delicioso chocolate. Recomendado para: fanáticos de las aventuras con suspenso y fantasía.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.