Quemar las naves

Edición fotográfica de Dante Cosenza
Edición fotográfica de Dante Cosenza Fuente: AFP - Crédito: Kim Won Jin
(0)
23 de junio de 2020  • 00:20

Corea del Norte.- No es una imagen espontánea. Estos empleados de la empresa de ferrocarriles estatales de Corea del Norte están posando. Intentan darle naturalidad a la escena en la que todos miran en el diario norcoreano Rodong Sinmun (que significa "diario de los trabajadores") la noticia sobre la decisión del gobierno de Corea del Norte de demoler por sorpresa mediante una explosión la oficina de enlace con Corea del Sur, situada en la localidad norcoreana de Kaesong, muy próxima a la frontera entre ambos países. Se dinamita así no solo un edificio, sino también el acercamiento que se inició entre ambos países hace dos años. Si bien es una demostración extrema de la destrucción de uno de los tantos equilibrios sobre los que se sustentan los acuerdos entre partes, con mucho menos, con una palabra, un gesto o un simple acto, se pueden quemar las naves, por decisiones que tienen la fatal consecuencia de no permitirnos retroceder.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.