Edesur por dentro. Quién tiene la llave de la luz