Refugio

Mariano Holot
Mariano Holot LA NACION
Fuente: AFP
(0)
27 de febrero de 2018  

En un mundo rebosante de productos tecnológicos que prometen comunicación al instante y conversaciones supuestamente privadas, que parecen unirnos incluso en la distancia y que a la vez nos alejan de quienes están cerca, hay objetos más antiguos, concebidos para su uso individual como aquellos, pero que al compartirse consiguen lo contrario. Vemos aquí a dos personas refugiadas bajo un único paraguas que apenas las protege de una lluvia notablemente torrencial. Ignoramos si se conocían antes, ya que se trata del funeral público del líder opositor Morgan Tsvangirai en Zimbabwe, pero el simple hecho de abrir ese paraguas abrió a su vez la posibilidad de compartir ese pequeño espacio privado apenas resguardado de la lluvia. Son escasos los objetos portátiles que pueden generar ese ambiente de cercanía y hasta de intimidad como el que produce el precario refugio de un paraguas abierto. Y donde hasta sea posible compartir el silencio.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.