Salir del closet: escritores que ya no quieren escribir más