Planetario. Los parisinos, en alerta por los niveles de polución ambiental