Terapia para todos

Any Ventura
Any Ventura MEDIO:
Lloran cuando ganan, lloran cuando pierden. Y las cámaras se regodean esperando esa milagrosa lágrima
(0)
11 de mayo de 2012  • 00:37

Hay una tendencia en la televisión de los últimos meses que consiste en considerar que todo lo que emociona "mide", o sea que da "rating". Ya no sirven las peleas entre participantes de distintos programas, ya no funcionan los debates mínimos de ideas mínimas. Todo esto parece haber quedado en el olvido porque supuestamente "la gente" quiere ver emoción, lágrimas y hacia allí van los distintos programas a toda hora. Uno enciende el televisor y siempre encuentra personajes al filo de la lágrima.

Lloran cuando ganan, lloran cuando pierden, lloran mientras tanto. Y las cámaras se regodean esperando esa milagrosa lágrima.

Desde muy temprano a la mañana, los productores generales de los distintos programas en los distintos canales parecen haberse puesto de acuerdo en ordenar a sus respectivos conductores "muchachos hay que llorar". Y así se conmueven las verdaderas víctimas de tragedias reales en los noticieros y en los programas con invitados, pero así también lloran sin razón los participantes de "realities". Lloran cuando ganan, lloran cuando pierden, lloran mientras tanto. Y las cámaras se regodean esperando esa milagrosa lágrima. También lloran desconsoladamente los que sueñan por cantar, los que sueñan por bailar, los que bailan por soñar y lo que tienen su minuto para mostrase. ¿Por qué- de repente- hay tanto llanto en la televisión argentina?

Seguramente hay mucha gente que para lograr su minuto de gloria hace y muestra cualquier cosa. Pero era interesante la época en que había opciones como la risa, la carcajada, una demostración de talento, un relato interesante, una historia de vida conmovedora.

Era interesante la época en que había opciones como la risa, una demostración de talento, una historia de vida conmovedora

¿Qué pasa con tanta explosión emotiva?. Ahora no sólo lloran los participantes nuevos en este rubro de aparecer, ahora lloran los conductores, los jurados. Todos lloran. Quizás la televisión es el lugar donde muchos se sienten contenidos en sus padecimientos. Quizás hay muchos argentinos que como tienen tanto trabajo no les alcanza el tiempo para ir a un analista. O quizás hay muchos más compatriotas que por no tener trabajo no pueden concurrir a una terapia. Ahora bien, convengamos que la televisión no es lo más conveniente para una terapia. Hay alternativas más sanadoras. Más allá de que "En Terapia" o "In Treatment" sea una serie de culto.

Quizás, desde aquí podamos proponer que así como hay Fútbol para Todos, desde el Gobierno impulsen TERAPIA PARA TODOS. Es sólo una simple propuesta anta tanta emotividad televisiva.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.