Perspectivas. Tiempo de invertir en paciencia