Editorial II. Trascendente fallo contra el intervencionismo