Turquía encarcela periodistas

(0)
30 de abril de 2018  

Está claro que en Turquía no hay libertad de opinión ni de prensa. Así lo demuestra la reciente condena a prisión de un grupo de periodistas del diario Cumhuriyet. Es una manifestación de autoritarismo y una grave falta de respeto por las libertades civiles y políticas. Por eso es tan deplorable como preocupante. Forma parte, además, de una deriva política hacia el totalitarismo que es, desde hace rato ya, muy evidente en Turquía.

Catorce periodistas del medio independiente mencionado que ha sido ahora objeto de sanciones fueron declarados culpables de "apoyar a organizaciones terroristas", mentira utilizada para tratar de justificar la persecución contra aquellos medios críticos del gobierno que hoy circunstancialmente encabeza Recep Tayyip Erdogan. Desde el medio perseguido, la respuesta fue: "El periodismo no es un crimen. Escudriñar a los poderosos no conforma terrorismo, sino un servicio cuyo beneficiario es el público".

Entre los condenados aparece el propio director del medio, que está detenido con prisión preventiva desde hace más de un año y medio; un periodista emblemático, Orthan Erinc, de 82 años, que está en libertad condicional, y el abogado y contador del diario. Para la Justicia turca, criticar al gobierno equivale a apoyar al terrorismo. Algo condenable y por demás grotesco.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.