Un debate plural para pensar la educación

(0)
12 de mayo de 2015  

No es frecuente en nuestro país que intelectuales, investigadores y académicos se reúnan para realizar una reflexión pública sobre sus tareas. Aún menos habitual es que lo hagan convocando a una gran pluralidad de voces, tradiciones y pertenencias institucionales.

Entre el 27 y el 29 de abril pasados, con la participación activa de 450 investigadores, académicos y expertos, se realizó en la Biblioteca Nacional, el coloquio "30 años de investigación educativa en Argentina (1984-2014)". La actividad fue convocada por un comité organizador conformado por investigadores de universidades públicas y privadas, centros de investigación, organismos estatales e internacionales, institutos de formación docente, fundaciones y sindicatos. Durante casi un año, este comité debatió, consensuó los objetivos del encuentro y realizó la selección de aquellas personas que, entre muchas otras, podían brindar una visión comprehensiva y plural de tres décadas de investigación educativa. Así, se avanzó en una convocatoria amplia y de alcance nacional, que reunió a varias generaciones de investigadores, considerando que "el futuro de la investigación educativa está indisolublemente atado a la promoción del debate pluralista, la cultura crítica y el rigor intelectual como fuentes imprescindibles de la vitalidad de la democracia".

Durante tres días, un centenar de académicos e investigadores de todo el país realizaron un balance sobre la producción y los aportes de la investigación educativa. El encuentro se organizó en torno a mesas temáticas, paneles y foros. Catorce mesas abordaron los desarrollos de distintas áreas disciplinares y campos temáticos. Los paneles, por su parte, procuraron mostrar un panorama de la actividad de diversas instituciones que -además de las universidades- desarrollan actividades de investigación educativa: organismos estatales e internacionales, sindicatos docentes, institutos de formación docente, organizaciones de la sociedad civil. Por último, se desarrollaron tres foros donde los participantes analizaron las contribuciones de la investigación al debate y la formulación de políticas educativas, a las prácticas de enseñanza y, también, las políticas de investigación y las condiciones en que se realiza esa actividad.

El desarrollo del coloquio fue filmado y -en pocos días- estará en YouTube a disposición de todas las personas interesadas.

Como resultado de este encuentro, quedaron planteadas una serie de ideas y líneas de trabajo para el futuro próximo. Quizá la más relevante sea el interés de los participantes por fortalecer y dar continuidad a un espacio permanente que reúna y coordine a los actores que se dedican profesionalmente a la producción de conocimientos y reflexiones en materia educativa. Establecer mayores niveles de cohesión y comunicación a nivel nacional parece ser una de las necesidades más urgentes para los investigadores. Se pudo comprobar que estas tres décadas de democracia permitieron importantes avances cuantitativos y cualitativos en materia de investigación educativa. Pero este crecimiento del número y diversidad de voces expertas parece necesitar de esfuerzos más deliberados y continuos de diálogo, para que la producción intelectual gane en calidad y pertinencia, y para que sus productos (informes e investigaciones) circulen y ayuden a promover una mejora de las políticas y las prácticas en educación.

Es infrecuente que los investigadores en educación en la Argentina se reúnan para hacer de sus diferencias un motor genuino del crecimiento intelectual, para revisar el pasado y contribuir a modelar colectivamente el futuro. El Coloquio mostró que superar la incomunicación y aprender a dialogar ideas productivamente entre quienes se saben y reconocen diferentes, siempre es un camino promisorio.

Los autores son miembros del comité organizador del coloquio "30 años de investigación educativa en Argentina (1984-2014)"

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.