El escenario. Un nuevo conflicto de poderes, en puerta