Una apuesta por la integración