Una obra maestra de ineptitud política y borrachera ideológica