Una sátira que invita a reír con furor