Una vacuna ética que saque a los cínicos del poder