Ventanilla única al servicio del ciudadano

Expectativas positivas ha generado la decisión de utilizar oficinas de la Anses para distintos trámites que van desde la obtención del DNI hasta la SUBE
(0)
25 de abril de 2018  

Con frecuencia escuchamos airados reclamos y quejas por parte de ciudadanos que deben concurrir a dependencias oficiales para realizar trámites de toda índole. Quienes por lo general más sufren esos inconvenientes, asociados a una burocracia estatal tan gigantesca como ineficiente, suelen ser las personas mayores, que deben deambular de un lugar a otro para llevar a cabo distintas diligencias administrativas. Por tal motivo, abre positivas expectativas la decisión del Poder Ejecutivo Nacional de instrumentar un nuevo modelo de gestión propiciatorio de que una serie de trámites presenciales de carácter social puedan ser realizados en un solo lugar, evitando desplazamientos inconvenientes.

Mediante el reciente decreto 339 se habilitó un modelo de gestión unificada, denominado Ventanilla Única Social, cuyo objetivo es mejorar la calidad en la prestación de los servicios del Estado al ciudadano facilitando el acceso a los servicios sociales, agilizando trámites presenciales o de atención telefónica e incrementando la transparencia y la accesibilidad.

De este modo, la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses) concentrará, a partir de ahora, un buen número de trámites sociales que se realizan en diferentes organismos del Estado.

Podrán tramitarse en la Anses el Documento Nacional de Identidad -tanto un nuevo ejemplar como su reposición- y el pasaporte, además de gestionarse el monotributo social, pensiones graciables u otras prestaciones del Ministerio de Desarrollo Social. También se podrán gestionar distintos beneficios de planes sociales, educativos y de trabajo, al igual que la tarifa social para los servicios de agua, luz y gas, y la entrega y recarga de la tarjeta SUBE. Al mismo tiempo, el organismo buscará reducir a dos semanas la resolución de los expedientes previsionales desde los dos meses que demoran actualmente y los más de seis meses que tardaban hacia 2015.

Sin duda, el beneficio de tiempo y comodidad será para no pocos jubilados, pero también para quienes residen en el interior del país, donde los organismos públicos muchas veces no son cercanos, por lo que los ciudadanos estaban obligados a recorrer grandes distancias. Con sus 460 delegaciones en todo el país, la Anses puede ofrecer un principio de solución para avanzar hacia la mayor celeridad, sencillez y eficacia que se propone el decreto gubernamental que impuso la Ventanilla Única Social.

Es de esperar que la interrelación de las dependencias del Estado mejore el trabajo de los servidores públicos sin aumentar el número de empleados y optimice el valioso tiempo del ciudadano.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.