Viviendas en 10 países versus inversión financiera internacional

Orlando J. Ferreres
Orlando J. Ferreres PARA LA NACION
(0)
14 de agosto de 2019  • 01:36

El rendimiento en términos reales de la inversión en viviendas, según las efectuadas en 10 países, implica una mayor rentabilidad que las inversiones en acciones, bonos u otras llamadas inversiones financieras internacionales.

Muchas veces hay dudas acerca de dónde invertir internacionalmente y aparecen portafolios de distintas oportunidades de activos financieros, ya sean los mencionados bonos o las acciones u otras variantes monetarias, que ofrecen un rendimiento nominal que ahora es bajo, debido a los bajos rendimientos de las tasas de interés en todos los países, excepto en algunos con problemas de deuda externa como el nuestro.

Por este motivo ha interesado mucho el cuadro publicado por The Economist en julio de 2019, donde ofrece los resultados del precio de la vivienda en 10 países avanzados, y lo calcula en términos reales, es decir, descontada la inflación que tenga cada uno de esos países. El resultado se pondera con el PIB de cada país. La cifra que resulta del promedio es muy interesante.

Si se toman los últimos 20 años, desde 1999 a 2019, el resultado ha sido bueno. El rendimiento anual de los años 1999 a 2008, fluctuó entre 4 % y 6,4 % anual en términos reales. A partir de 2008 presentó los efectos de la crisis de la sub-prime que disminuyó los rendimientos del precio de la vivienda hasta 2013, y fue un efecto importante, que también perjudicó la operación de muchos bancos y otras entidades financieras o de seguros, incluyendo la política monetaria de los Bancos Centrales, que aún no se normalizó, pues siguen con tasas de interés de referencia muy bajas.

La evolución del rendimiento real de la vivienda marcó un cambio a partir de 2014, y se puede apreciar que el rendimiento anual en términos reales de una inversión en vivienda se ubicó en los últimos años en alrededor del 4 % anual.

Hay que tener presente que los rendimientos financieros de los bonos americanos a 10 años están resultando en este momento algo inferiores al 2 % anual, pero este es un valor nominal y la inflación americana fluctúa entre el 2 % y 3 % anual, o sea que el rendimiento de los bonos americanos es prácticamente negativo en esos 10 años que implica dicho bono. Las acciones, como es una inversión de renta variable, han tenido fluctuaciones importantes con altos rendimientos y también con caídas muy fuertes, como, por ejemplo, con la crisis de la sub-prime en 2008 que duró varios años.

Para un conjunto de países desarrollados, los rendimientos "nominales" de los bonos a 10 años de esos países son directamente negativos, sin considerar ni siquiera la inflación que pueda haber en dichos países. Puede ser que un inversor que haga esas decisiones tome en cuenta un cálculo de la variación de tasas de paridad externa de cada moneda contra el dólar americano que se está revaluando en los últimos tiempos, pero aún así es muy poco interesante para la sofisticación de los inversores financieros.

En resumen, la inversión en activos de la construcción o vivienda ha mostrado, salvo en la crisis de la sub-prime, un rendimiento muy alto en términos nominales, y hoy se mantiene en alrededor del 4 % en términos reales anuales por encima de la inflación y ha tenido épocas recientes de más de 6 % anual en términos reales, lo que no ha sido alcanzado por las inversiones financieras internacionales, sobre todo por la seguridad que implica para los inversores en ladrillos. El gasto de administrar las inversiones de vivienda dependerá de cómo se negocie dicho gasto, que es pequeño en cada país.

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.