Voto más que oculto

Graciela Guadalupe
Graciela Guadalupe LA NACION
(0)
25 de agosto de 2019  

"Que aclare qué va a hacer; con títulos no basta para gobernar".

(De Guillermo Moreno, sobre Alberto Fernández)

El salón se iba llenando. Algunos no se veían desde hacía años. Entre abrazos sinceros y alguna que otra palmada en la espalda con exceso de efusividad, dirigentes, jueces, relacionistas públicos y periodistas pugnaban por medir la temperatura política con una pregunta clave: ¿qué pasará en octubre?

Hubo un solo consenso: salvo que ocurra un milagro, todo indica que Macri le pondrá a Alberto la banda que a él le negó Cristina.

De ahí en más, los desacuerdos: "La diferencia de votos en favor de Alberto es irremontable", decía un consultor de primera línea. "Nada es imposible", opinaba una caracterizada socióloga. Los dos, en la misma mesa. Grieta gastronómica.

"Si gana este muchacho Fernández, va a tener que amigarse con el mercado. No va a poder hacer locuras. Es otra época", decía un importante dirigente del peronismo para quien Cristina no será impedimento de ganar Alberto. En el mismo pasillo, saladito en mano, le retrucaba otro destacado referente del PJ, excompañero suyo de ruta, en los 90: "Cristina no lo va a dejar gobernar. La conozco bien. Ha basado su poder en atacar, en humillar al otro".

A un periodista se le atragantó un papín cuando le preguntaron si seguía adorando a "Santa Encuesta". "¿Te acordás del programa El país que no miramos? Bueno, eso es lo que ocurrió en las PASO", se lamentaba un hombre del derecho.

"El telemarketing no alcanza. Hay que ensuciarse los zapatos", provocaba el exjuez al funcionario macrista. "Macri va a perder por la inflación de septiembre y octubre, culpa de que las PASO las haya ganado Alberto", se defendía el aludido.

"Somos un país decadente", repetía un jurista de renombre. "¿Viste qué callada está Hebe de Bonafini? Tienen que hacer la plancha, si no la embarran", acotaba un empresario que no llegó a arrepentirse, razón por la cual se lo veía muy feliz.

"Pero Guillermo Moreno apuró a Alberto para que diga qué plan tiene porque no se gobierna con títulos en la prensa", comentaba un experiodista a la mujer que reclamaba al mozo comida vegana.

"Brindemos", propuso una comensal que, por lo bajo, comentó: "Yo voté a Alberto, pero no me da decirlo acá". "Voto oculto. Así te quería agarrar", la pescó un veterano dirigente, soldado de varias batallas y no siempre en el mismo frente. "Y vos sos voto cantado de Pro", le endilgó la mujer, quien recibió de contraataque un: "No. Yo también lo voté".

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.