Fuerte documento. Denunció la Iglesia el avance del narcotráfico y la complicidad estatal