Cuatro perlitas de la edición kirchnerista de National Geographic

La revista, dedicada al Centro Cultural Kirchner y financiada por el Ministerio de Planificación, critica la “ruinosa privatización de los 90"; celebra la “provocación” del nombre y cita a John William Cooke; De Vido ocupa un lugar central
(0)
3 de septiembre de 2015  • 19:36

Cuando uno lee la edición especial de la National Geographic sobre el Centro Cultural Kirchner puede recordar las palabras de la presidenta Cristina Kirchner. O de Néstor Kirchner. O de Axel Kicillof o Daniel Scioli o algún militante de La Cámpora. Es que el texto, y el enfoque, parecen sacados del manual de doctrina de una organización kirchnerista.

La edición, financiada por el Ministerio de Planificación de Julio De Vido, presenta la remodelación del centro como parte del "plan de obras más importante de la historia del país", puesto en marcha en 2003 y encabezado, claro, por el ministerio de Planificación.

Según confirmaron a LA NACION fuentes de Televisa Argentina, la empresa que edita la versión local de la revista, National Geographic suele editar de tres a seis números especiales por año, por fuera de su edición mensual. Anteriormente, el ministerio de De Vido le pagó a NatGeo por ediciones especiales sobre Luján y la Ruta 14.

En esta ocasión, además de la revista el ministerio encargó la edición de 40 ejemplares de un libro de tapa dura, también sobre el CCK, para distribución interna.

En contra del neoliberalismo

"Luego de la ruinosa privatización de la empresa postal a fines de la década de 1990, se transforma al edificio y se lo convierte en un centro cultural federal, plural e inclusivo," describe el texto introductorio.

El número tiene 194 páginas y salió en Agosto, con una tirada de 20.050 ejemplares. Teniendo en cuenta solamente los precios del papel y la impresión, la financiación de la revista costó 126.895 pesos.

En contra de la corpo mediática

Sobre el nombre del centro cultural, la edición especial informa: "Un detalle biográfico justifica la elección del nombre, ya que Néstor Kirchner –el padre del ex presidente- fue telegrafista y luego tesorero en el Correo", y aclara que el detalle "irritó a la oposición política y mediática".

Las travesuras peronistas

Pero luego explica que el hecho, al que califica de "travesura", es "casi una costumbre del peronismo": "como definiera John William Cooke, el peronismo constituye el hecho maldito del país, y el provocar a los contrarios ha sido casi una costumbre de sus dirigentes".

En otra página, el ministro de Planificación se ocupa de aclarar que esta "obra es propiedad de las clases populares y de los trabajadores": "En coincidencia con nuestro modelo nacional y popular, buscamos que este espacio sea para todos los sectores, especialmente para los más humildes".

Julio De Vido, figura central

Justamente, al ministro de Planificación se lo puede ver en varias fotos de la revista. En total son 4 las fotos dedicadas a figuras de la política. El ministro tuvo la oportunidad de aparecer en todas. En una se puede ver a De Vido con un grupo de arquitectos, otra muestra a De Vido con la cantante Elena Roger y otra muestra a De Vido en la construcción. Y en otra aparece acompañado por la presidenta Cristina Kirchner.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.