Abal Medina: "Los argentinos son tan raros: una obsesión compulsiva por pensar en dólares"