Acusaciones cruzadas en la pelea del Gobierno con el campo